Posteado por: 602b7 | febrero 16, 2010

Posteado por: 602b7 | febrero 16, 2010

EL CASO DE PAULA ANDREA (Fuente O.IM):

Buenos días, me llamo Paula Andrea, soy de un pueblo de Boyacá y tengo 18 años. Yo siempre quería educarme pero no podía porque éramos muchos guías y muy arrancados. Un día llegó a mi casa una amistad de mi taita con su marido que vivían en Bogotá. Mi taita le contó que yo quería educarme pero no podía. La amistad de mi taita le propuso llevarme con ella para ayudarme a educar y mi taita todo contento dijo que sí. Las amistades de mi taita tenían que irse al otro día, pero yo no podía irme tan rapidito porque le ayudaba a mi taita a cultivar la tierrita. Ellos le dijeron a mi taita como podía llegar yo a Bogotá. Mi taita consiguió la platica para mi pasaje y me pude ir a los poquitos días. Mi taita me llevó al cuadradero de los buses y le dijo al chofer que por favor me cuidara. Cuando llegue a Bogotá, me esperaba el marido de la amistad de mi taita. Este Sr. me llevó a la casa donde dizque me darían estudio. Esa noche, la amiga de mi taita me dio un catre pequeño para dormir, la piesa era cochina, porque en mi tierra somos arrancados pero asiados. Esa piesa era fría y estaba todo los corotos viejos de esa casa. Al otro día la Sra. me dijo que no podía volver a hablar con mi taita, que yo había llegado a trabajar que que pendejada de estudiar, yo chillaba y la Sra. me aporriaba y me decía que no chillara más o peor me iba. Me tocaba hacer los oficios de todo el caserón, trabajaba toitíco el día hasta tarde de la noche. Después de muchos días de estar allí, la Sra. me dijo: “vamos salir y cuidadito si hace algo para volarse”. Yo le dije que no Sra, que tranquila y nos fuimos. La salida era para ir hacer remesa. Cuando estábamos allá, la Sra. se fue a traer algo y me dejó vigilando la cesta de la remesa. Cuando ella se fue, yo arranque a correr y me fui sin saber a donde. Cuando vi a lo lejos que estaba un policía. Me fui donde el y le conté lo que me había pasado, el me llevó al cuartel y me dijo que me quedara allí quieta. Yo estaba muy espantada porque sentía que esa vieja me iba a encontrar. Menos mal yo me arrecordaba del Telecom de mi pueblo y llamamos a la señora Lucía que manejaba la cabina, para que le avisara a mi taita que yo le iba a llamar otra vez. Ella lo llamó y al rato volvimos a llamar y mi taita me contestó. Estaba muy aterrado de lo que yo le conté y se puso a berriar. La Policía me consiguió donde dormir, mientras mi taita mandaba la plata con que yo me iría otra vez a mi pueblo. La policía me preguntaba donde vivía la amistad de mi taita y yo no sabía donde era, pues yo les dije que no conocía la capital. Después vuelví a mi pueblo pero llenitica de miedos.

Posteado por: 602b7 | febrero 3, 2010

Esclavitud del siglo XXI

La trata de personas, conocida hoy en día como la “esclavitud del siglo XXI”, es un delito que atenta contra los derechos humanos pues vulnera la esencia misma de la persona: vida, libertad, integridad y dignidad.

Posteado por: 602b7 | febrero 3, 2010

Trata de Personas

EL tener este medio su acceso y disposición hace que nos de una idea y lo que nos puede pasar si no tenemos el cuidado y respeto de cada uno

NO SOMOS OBJETOS NI COSAS QUE SE PUEDAN VENDER!!!

Posteado por: 602b7 | enero 19, 2010

Posteado por: 602b7 | enero 19, 2010

Trafico de personas

El tráfico de menores

El tráfico de menores se origina con la sustracción de éstos, sea de su casa o del lugar donde ha nacido

El robo de niños puede ser practicado a efecto de darlo en venta a un matrimonio que no puede tener hijos.

Si el menor tiene varios años puede ser inducido a la prostitución u objeto sexual

La PGR señala que con la denuncia se puede prevenir que la juventud de nuestro país se vea corrompida



El tráfico de menores se origina con la sustracción de éste, sea de su casa o del lugar donde ha nacido. En los últimos años esta problemática ha venido tomando diversas formas de accionar delictivo alrededor del mundo, ocasionando que algunos núcleos de la sociedad, preferentemente hogares, alberguen la preocupación constante de no dejar sin vigilancia o custodia a sus infantes en ningún momento y bajo ninguna circunstancia.

Lo anterior obedece a que el tráfico de menores puede ser practicado a efecto de darlo en venta a un matrimonio que no puede tener hijos; si el menor ya tiene varios años puede ser inducido a la prostitución. Efectivamente, el comercio ilícito de menores se da dentro de la figura de explotación sexual: en la fabricación de revistas y videos pornográficos y en otras variantes de corrupción y drogadicción. De esta manera el tráfico de menores se da a escala internacional, llegando a detectarse redes de organizaciones delictivas que promueven este delito en países asiáticos como la India, Tailandia, Japón; en países de Europa, sobre todo Alemania, Holanda, Suecia, Dinamarca y, desde luego, los Estados Unidos de América, Canadá, Perú, Brasil y Cuba. 



A través de diferentes rutas de América Latina hacia Europa y Oriente Medio; de Europa del Este hacia Europa Occidental, Estados Unidos de América y Canadá; de Africa Occidental y del Norte hacia Europa Occidental; de Rusia, Ucrania, Polonia, Hungría, los Estados Bálticos hacía Europa Occidental; de Birmania hacía Tailandia; de China meridional hacia Tailandia; de Camboya y Vietnam hacia Tailandia; de Tailandia y Filipinas hacia China, Malasia, Singapur, Japón, Estados Unidos, Austria, Nueva Zelandia y Taiwan; de Nepal y Bangladesh hacia la India, y de la India y Pakistán hacia Oriente Medio.



Un ejemplo que se investigó, fue de un famoso capo norteamericano, de la pornografía infantil, quien había rentado casas ubicadas en Cuernavaca, Morelos, y en Acapulco, Guerrero, donde después de secuestrar y drogar a niños y jóvenes de la calle, los obligaba a realizar escenas de sexo con adultos. Al final de las investigaciones se supo que era parte de una banda internacional de producción de videos pornográficos y de secuestros. 



También son comunes los casos de extranjeros que visitan comunidades de los Estados de la República Mexicana en busca de jovencitas: con engaños de que irán a su país a trabajar como modelos, edecanes y hasta de actrices, son embarcadas a Asia y obligadas a prostituirse.



Por todo ello, la lucha contra este tipo de organizaciones delictivas, requiere de la participación de toda la sociedad. Solamente con nuestra denuncia se puede prevenir que la juventud de nuestro país se vea corrompida, o que las familias sufran una gran dolencia ante la pérdida de sus menores.


Posteado por: 602b7 | enero 16, 2010

Trafico De Personas

Posteado por: 602b7 | enero 15, 2010

Hello world!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Categorías